¿Qué es ASMD?

El nombre ASMD proviene de las siglas de la denominación en inglés de la enfermedad (Acid Sphingo Myelinase Deficiency). 

En español lo denominamos como el Déficit de Esfingomielinasa Ácida. 

 

Antiguamente era conocida como Niemann-Pick B, se cambió la definición para no confudir con otros tipos de Nieman-Pick, que nada tienen que ver con la variable de esta enfermedad.

 

Es una enfermedad ultra-rara de origen genético, transmitida por herencia autosómica recesiva, con una afectación variable y tiene una incidencia aproximada de 1 caso entre 250.000 nacidos vivos. Con una prevalencia estimada de 2.000 pacientes en Europa, EEUU y Japón.

 

Pertenece al grupo de las denominadas enfermedades lisosomales, o enfermedades de depósito lisosomal, que se caracteriza por la acumulación de esfingomielina en diferentes órganos causando alteraciones celulares y viscerales. 

La definición ASMD -Déficit de Esfingomielinasa Ácida- engloba a tres tipos de la enfermedad:

 

  • Tipo A o Neurovisceral infantil (Niemann-Pick A) Cod. ORPHA: 77292
  • Tipo A/B o Neurovisceral crónica (Niemann-Pick A/B) Cod. ORPHA: 61891
  • Tipo B o Visceral crónica (Niemann-Pick B) Cod. ORPHA: 77293

 

La causa de los 3 tipos esta originada por la falta de la enzima esfingomielinasa ácida (ASM), provocando una acumulación de esfingomielina en las células y ocasionando un mal funcionamiento de diferentes órganos. Este déficit primario de ASM es consecuencia de una mutación en el gen de la ASM (SMPD1)

 

La forma visceral crónica tiene una edad de diagnóstico variable aunque comúnmente suele comenzar en la infancia tardía o la edad adulta. En muchos casos, los pacientes con esta variable superan la adolescencia e incluso pueden llegar a vivir la edad adulta.

Sin embargo, tipo neurovisceral infantil se caracteriza por un comienzo neonatal con afectación neurológica y por una muerte temprana en torno a los 2-3 años de edad.

 

Existe un tercer tipo denominado neurovisceral crónico con afectación neurológica variable, normalmente más leve y una progresión más lenta.

Síntomas

La sintomatología es muy variada. El grado de afectación y curso de la enfermedad puede variar bastante de unos pacientes a otros. 

 

En los pacientes de tipo B, es frecuente la aparición de hepatoesplenomegalia, por lo que pueden verse afectadas las funciones hepáticas y en casos graves cirrosis e hipertensión portal. 

Produce elevación de los valores de colesterol LDL y disminución del HDL, lo que conlleva un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. También se puede producir trombocitopenia y ruptura esplénica debido al gran tamaño del bazo.

 

Un porcentaje alto de pacientes de tipo B manifiestan acumulación de esfingomielina en la médula ósea y en los pulmones, lo cual provoca infecciones bronquiales, hipoxia crónica y la muerte en casos severos. Algunos pacientes pueden presentar también disminución de leucocitos lo que implica un mayor número de infecciones. Se pueden observar pacientes que presentan manchas color rojo cereza en la retina. 

 

Los pacientes de tipo A tienen aún más disminuida la actividad de la enzima ASM, lo que les provoca una mayor acumulación de esfingomielina. Estos pacientes, además de la hepatoesplenomegalia, pueden sufrir neurodegeneración, dificultades en la deglución y nauseas.  

En los pacientes de tipo A los síntomas son más severos pudiendo provocar el fallecimiento en edades muy tempranas.

 

Existe un tipo intermedio de la enfermedad tipo A/B que cursa con sintomas viscerales y afectación neurológica menos severa. 

 

Diagnóstico

La sintomatología variable hace que el diagnóstico sea complicado y muchas veces se demora en el tiempo. Sobre todo en ASMD tipo B, donde la progresión es más lenta que en el tipo A.

La falta de especialización médica en estas patologías también supone un problema a la hora de diagnosticar.

 

La observación de una hepatoesplenomegalia, asociada a otros síntomas de la enfermedad, ya nos haría sospechar que estamos ante la presencia de una enfermedad de depósito lisosomal como ASMD.

En España, programas de cribado diagnóstico como PREDIGA permiten mejorar los tiempos de diagnóstico de la enfermedad.

 

El diagnóstico primario se realiza con la determinación de la actividad de la enzima esfingomielinasa ácida (ASM). Al ser una determinación específica solo se realiza en determinados laboratorios especializados.

Si este análisis nos da unos valores bajos de actividad enzimática de ASM, conviene realizar una secuenciación del gen SMPD1 para analizar su posible mutación. 

También se puede hacer una aproximación diagnóstica mediante aspirado de médula ósea y observación de células espumosas presentes también en otros tejidos y que son características de esta enfermedad.

Tratamiento

En el año 2022 la EMA (Agencia Europea del Medicamento) evaluó de forma positiva la olipudasa, primer tratamiento de sustitución enzimática para el Déficit de Esfingomielinasa Ácida. La Comisión Europea aprobó su uso bajo el nombre comercial de Xenpozyme (olipudasa-alfa) en Europa. También lo aprobaba la FDA (Food and Drug Administration) en Estados Unidos.

El laboratorio fabricante de la terapia es Sanofi.

 

En España, la AEMPS elaboró el IPT (Informe de Posicionamiento Terapéutico) en el año 2023. El pasado 24 de abril de 2024 la CIPM del Ministerio de Sanidad autorizaba su comercialización en España.

 

En algunos países europeos, en los que la comercialización del medicamento no está aún autorizada aún, se ha comenzado con el uso compasivo en algunos pacientes.

 

Hasta día de hoy, los únicos tratamientos existentes eran sintomáticos y paliativos para mejorar la calidad de vida de los pacientes, en función de los órganos y funciones vitales afectadas. 

 

En casos muy avanzados con mucha afectación, se puede valorar el trasplante de células hematopoyéticas, de pulmón o de hígado si estos órganos están muy deteriorados.

 

Muchos pacientes, necesitan terapias de apoyo como la fisioterapia funcional y respiratoria, atención temprana, logopedia y atención psicológica.

 

 

Bibliografía

1. Villamandos García, Diana, Santos-Lozano, Alejandro. (2014). Enfermedad de Niemann-Pick: un enfoque global. Ene, 8(2)

2. Ana Cristina Puga, Melissa Wasserstein. Olipudase alfa for the treatment of acid sphingomyelinase deficiency (ASMD): safety and efficacy in adults treated for 30 months

3. Schuchman EH. The pathogenesis and treatment of acid sphingomyelinase-deficient Niemann-Pick disease.

4. Schuchman EH. Types A and B Niemann-Pick disease

5. Kaddi CD, Niesner B, Baek R, et al. Quantitative Systems Pharmacology Modeling of Acid Sphingomyelinase Deficiency and the Enzyme Replacement Therapy Olipudase Alfa Is an Innovative Tool for Linking Pathophysiology and Pharmacology. CPT Pharmacometrics Syst Pharmacol. 2018;7(7):442–452. 

6. Melissa P. Wasserstein, Simon A. Jones. Successful within-patient dose escalation of olipudase alfa in acid sphingomyelinase deficiency

7. ORPHANET

 

 

Enlaces a publicaciones

Necesitamos su consentimiento para cargar las traducciones

Utilizamos un servicio de terceros para traducir el contenido del sitio web que puede recopilar datos sobre su actividad. Por favor revise los detalles en la política de privacidad y acepte el servicio para ver las traducciones.